7 novedades que nos gustaría ver en el iPhone 6


Con los sucesivos rumores del iPhone 6, repasamos cuáles son los puntos donde Apple debería dar un paso hacia delante en la próxima generación de su dispositivo.

Como cada año en estas fechas, los rumores sobre la siguiente generación de iPhone no paran de sucederse. En este caso, el próximo retoño de la compañía estadounidense parece que se llamará iPhone 6, siguiendo así la sucesión numérica clásica utilizada por la compañía durante los últimos años.

Sobre qué incorporará el iPhone 6, los rumores apuntan a pantalla más grande, mejor SoC, mejor cámara… Es decir, lo típico. No obstante, no vamos a centrarnos en lo que los rumores dicen y las filtraciones de los últimos días sugieren, sino en qué nos gustaría ver en el iPhone 6. Es decir, mirar a la competencia, mirar el iPhone 5s y ver en qué aspectos Apple debe de dar un paso hacia delante con su iPhone 6 (además de la clásica mejora de SoC, RAM y demás).

Una pantalla más grande, pero tampoco en exceso

Los rumores y las filtraciones indican que Apple, por fin, aumentará la diagonal de pantalla de su iPhone, haciendo caso así a los miles de usuarios que lo reclamaban desde hace mucho. Concretamente, se barajan dos tamaños: 4.7 pulgadas y 5.5 pulgadas.

Y es que, aunque la pantalla de 4 pulgadas del actual iPhone 5s es realmente buena y hace que utilizar el terminal con una sola mano sea bastante sencillo, la gran mayoría de usuarios están dispuestos a sacrificar un poco de esa facilidad de uso a una mano por una pantalla más grande en la que poder disfrutar mejor del contenido multimedia (que cada vez más se visualiza en los smartphones). Además, compañías como Motorola ya han demostrado que es posible aumentar la diagonal de pantalla sin que el tamaño del dispositivo sea disparatadamente grande (véase el Moto X), por lo que ya no hay razón para que Apple no dé el salto.

Adiós a los 16 GB

iPhone-SW

Mi compañero Javier Lacort ya lo dijo hace varias semanas: los 16 GB deben morir. Que los flagships de 2014 sigan teniendo solo 16 GB de memoria interna es algo insultante. Es hora de que el estándar pase a ser 32 GB, una cifra mucho más acorde con el tamaño de los archivos que se manejan hoy en día.

Además, teniendo en cuenta que Apple no va a incorporar jamás una ranura para tarjetas microSD –algo que, personalmente, creo que una decisión correcta–, se hace más necesario este salto hasta los 32 GB de memoria interna como base.

Mayor autonomía

A finales del pasado año, todos los fabricantes dieron un paso hacia delante en la autonomía de los dispositivos. LG montó 3.000 mAh en su LG G2, Sony 3.200 en el Xperia Z1… etc. En cambio, Apple sigue apostando por una batería de solo 1.570 mAh, una cifra que, si bien es capaz de ofrecer una autonomía de un día con uso medio, queda por detrás del resto de terminales de gama alta.

Así pues, Apple necesita mejorar sí o sí la autonomía de su smartphone, ya sea con una batería de mayor tamaño, reduciendo el consumo energético de los componentes internos o mediante un método mágico de esos que Apple saca de la manga de vez en cuando.

Mejoras en la cámara

iPhone-cámara-3

Aunque el iPhone 5s cuenta, sin lugar a dudas, con una de las mejores cámaras del mercado, el resto de fabricantes se están acercando peligrosamente. Cámaras como la del Samsung Galaxy S5, por ejemplo, es capaz de ofrecer un rendimiento muy parejo en la mayoría de situaciones –aunque, en general, no llega a ser tan completa como la del iPhone 5s–. Y si nos centramos en terminales centrados en fotografía, encontramos al Samsung Galaxy K zoom y al Nokia Lumia 1020, capaces de ofrecer resultados más propios de una DSLR que de un móvil.

“Los rivales se acercan peligrosamente en este apartado”

Así pues, es hora de que Apple dé un golpe sobre la mesa y vuelva a ampliar esas distancias que en los últimos meses parece que se han estrechado con el resto de fabricantes. Un sensor de 13 megapíxeles y de mayor tamaño, mejoras en el procesado, una mayor apertura… Cualquier mejora es bienvenida para hacer mejor la cámara del iPhone 6.

Personalmente, me gustaría ver también la incorporación de un modo manual, que permita más control a los usuarios avanzados. Algo similar a Nokia Camera, pero combinado con el excelente modo automático que Apple siempre ha incorporado en sus iPhone (y que Nokia, en cambio, no ha hecho jamás).

Compartir datos entre aplicaciones

Esta es una de las funciones que más se han reclamado en iOS, y puede que en iOS 8 Apple por fin dé su brazo a torcer y lo incorpore. Quizá no de la misma forma que hace Android (que es un poco caótica si tienes muchas aplicaciones instaladas, la verdad), pero sí de la misma forma que hace Windows Phone.

Es cierto que los desarrolladores entre sí han logrado formas de enlazar aplicaciones con otras (por ejemplo, compartir a Buffer o Pocket desde Reeder), pero si Apple incorpora esta funcionalidad de forma nativa, todo será mucho más fácil para todos: tanto para los usuarios como para los desarrolladores de aplicaciones.

Siri más inteligente y autónomo 

Siri

Siri llegó en 2011 como the next big thing, pero con el paso del tiempo ha pasado de estrella a actor de reparto. Google Now y Cortana le han comido la tostada. Así pues, Apple debería de dar un paso hacia delante con su asistente virtual si quiere que siga siendo un valor diferencial durante los próximos años.

¿Las claves? Que sea más inteligente, más autónomo y que “se haga notar”. Es decir, que sea capaz de proporcionar más información sin que el usuario se la pida directamente y sin que este le dé ningún tipo de información (como hace Google Now, por ejemplo). Asimismo, debe de “hacerse notar” y no pasar desapercibido, como ocurre actualmente.

Tecnología NFC, a pesar de que parezca muerta

Hace unos meses, en ALT1040, yo mismo afirmé que la tecnología NFC necesita un empujón. Necesita la creación de estándares de uso y de un líder que empuje esta tecnología hacia delante. Apple es una de las pocas compañías que tiene la capacidad de hacerlo, por lo que, si decidiese integrar el NFC, esta tecnología abandonaría probablemente este estado de pasividad que tiene en la actualidad y se convertiría en algo casi tan imprescindible como el Bluetooth.

“Apple podría ser el líder que necesita la tecnología NFC para despegar y convertir se en imprescindible”

Basta ver cómo han logrado empujar el uso de Passbook (una solución que, en mi opinión, es mucho más pobre que el NFC), para ver el poder que tiene Apple a la hora de empujar una tecnología o protocolo.

Además de estas peticiones, obviamente, también nos gustaría ver un aumento en las capacidades de procesamiento (SoC y RAM), un nuevo diseño… Es decir, las clásicas mejoras que se suelen ver en cada nueva generación. No obstante, estas peticiones son más concretas, pues son puntos donde Apple necesita avanzar si no quiere quedar relegado en el mercado.

Con suerte, en la WWDC que comienza en unas semanas podremos ver cuáles son las tendenciasque podrían influenciar el desarrollo del iPhone 6, aunque parece improbable que el dispositivo en sí se presente en dicho evento. Para ello, casi con total seguridad, tendremos que esperar a finales de verano o comienzos de otoño, fecha habitual de presentación del flagship de Apple.

Via: Celularis

Previous Apple patenta un cargador más potente para acelerar el tiempo de carga de la batería
Next Apple y Google llegan a importante acuerdo en guerra de patentes