Fitbit tiene planes de adquirir la propiedad intelectual y el software de Pebble y luego deshacerse de la marca mejorando y favorecer su aparición.

Desde el año pasado, Pebble había expresado su deseo de vender la empresa debido a problemas financieros, se deduce que Fitbit no tendrá que pagar un montón de dinero.

Pebble en verdad es muy apreciada no solo por los usuarios por la integración con Android, sino también con iOS. La empresa comenzó de la nada, a través de la campaña de crowdfunding en Kickstarter lanzando varios SmartWatch hasta llegar a la Pebble 2, Time 2 y Pebble Core el pasado mes de julio. En agosto una actualización de software ha cambiado la interfaz del Pebble Heart.

Fitbit por otro lado es muy famosa por su fitness band, las más vendidos en el mundo después de la Xiaomi Mi Band, y está claro que la empresa quiere expandirse en el sector SmartWatch.