AirDog, un dron para deportistas extremos que graba todo


Hace algunas semanas pudimos conocer sobre una startup llamada Next Level Aerial Filming que desarrolló una tecnología que permitiría a cualquier dron seguir a su dueño en el aire y grabarlo mientras este realiza cualquier actividad, ideado para deportistas. Hoy, se hace realidad gracias a Kickstater un nuevo dron llamado AirDog que hace justamente eso, sigue a un deportista extremo a donde vaya sin necesidad de que nadie lo controle, grabando sus hazañas.

Cada vez es más común el uso de los drones con cámaras para registrar cualquier actividad deportiva, especialmente para esquiadores, patinadores, ciclistas, motociclistas y surfistas, entre tantos otros. La idea de que un dron realice una toma aérea de tu hazaña deportiva es fantástica, y más aún si este dron no necesita alguien que lo controle, es “inteligente”.

El sistema desarrollado por los responsables de AirDog es tan sencillo como genial; se basa en un dispositivo, llaado Airleash, que lleva el usuario en su muñeca o casco y sirve de mando. Al contar con GPS para su posicionamiento y Bluetooth para conectar el dron con el mando controlador, este seguirá al usuario a donde vaya, estabilizando las tomas así este realice giros drásticos y repentinos.

Por supuesto, el dron como tal cuenta con estabilizadores de tomas y soporta una cámara GoPro, la favorita de los deportistas extremos. Eso sí, como punto débil del AirDog, este no cuenta con detector de obstáculos, por lo que no esquivará árboles o cosas que se atraviesen en su vuelo (aunque ya están desarrollando una solución), y su batería dura apenas !5 minutos, algo ya común en esta clase de dispositivos.

Su precio es de poco más de mil dólares (originalmente estuvo disponible en promoción por 995 dólares) y puedes apoyar la campaña en Kickstarter que, a apenas un día de haber iniciado, ya está a nada de cumplir su objetivo.

Previous BlackBerry presenta BBM Protected, seguridad extra para la empresa
Next PocketScan, un escáner que puedes llevar en el bolsillo