Android M y el plan que podría tener oculto en su nuevo sistema 


Android M incluye RRO, una novedad creada por Sony que permite modificar la estética del sistema y las apps sin modificar el código, y por lo tanto, no mermar el rendimiento.
Como usuario, considero que las capas de personalización han sido uno de los problemas más grandes que ha vivido la plataforma Android. Aunque se puede argumentar que algunas como Sense durante mucho tiempo fueron más bonitas que el diseño que Google traía a AOSP (bendito Matías Duarte), y que también disponían de funciones exclusivas muy interesante como la multiventana (TouchWiz), lo cierto es que, para los usuarios, ha sido un tema que ha traído muchos más dolores de cabeza que ventajas. De hecho, lo de que tantos usuarios deseen tanto la experiencia Nexus (también la de Motorola) no es casualidad. Son usuarios avanzados, sí, pero conocen sus ventajas.
Android M incluye una función que, desde mi punto de vista, está creada para ayudar a los OEMs, pero también para acabar con la fragmentación visual y de las capas, pero pese a todo permitiendo diferenciación.

  

Si el nuevo sistema se adopta bien, no volveremos a ver cambios tan radicales respecto a AOSP como el de la izquierda
En XDA Developers han descuebierto que Android M soporta nativamente RRO, un framework que fue creado por Sony y posteriormente cedido por la compañía al Android Open Source Project. Permite modificar la interfaz de las aplicaciones sin necesidad de crear aplicaciones nuevas, o modificar su código. No cambia su funcionamiento ni su estabiliad, y eso precisamente es lo que siempre hemos querido los usuarios en la plataforma. Es decir, entendemos que en un mercado tan saturado, la diferenciación es vital para competir contra el resto de fabricantes, pero esa necesidad nunca tuvo que estar ligada a un pésimo rendimiento.
RRO es el plan más ambicioso para homogeneizar la experiencia Android y a la vez mantener la diferencia de las capas de personalización
Aunque es una función que podría ser implementada en Cyanogen y otras ROMs como el actual sistema de themes, realmente está pensada para modificaciones por parte de los OEMs encargados de personalizar Android para sus terminales. Por una parte creo que se trata de facilitar la vida a los equipos de desarrollo con los plazos de actualización, y por otra, garantizar el rendimiento en el sistema, porque, nos guste o no, ese es un punto que hasta ahora podía manchar la imagen de Android.
  

Como vemos en la captura superior, Alan Vivarette, Ingeniero Senior de Software en Google, explica que el nuevo modo implementado puede servir a los fabricantes para modificar aspectos como colores o iconos, pero no menciona nada de tocar el sistema, porque no se trata de eso. También añade que el nuevo modo oscuro de Android M también puede ser aprovechado por todas las apps, ya que se ofrece como parte de Material Design.
Obviamente, esta novedad de Android M puede ser o no aprovechada por los fabricantes, pero si realmente quieren ofrecer una experiencia de calidad, creo que es una gran idea que implementen los recursos que Google está poniendo a su disposición y que, esa experiencia Nexus pueda llegar modificada, pero no destruida a todos los Androids del mercado. Fuera de esta consideración queda, por supuesto, el que las empresas quieran añadir funciones adicionales. Eso va por otra parte y sí necesita modificar el sistema. Pero es un comienzo.

Vía: Hipertextual 

Previous Facebook Messenger cambiará el sistema de compartir la ubicacion
Next Kingston anuncia su unidad de almacenamiento para dispositivos USB Type-C