Apple Pay, el sistema de pagos mas ambicioso presentado por Apple


Apple presentó ayer tres nuevos productos, los nuevos modelos de iPhone 6, el Apple Watch y Apple Pay. Mientras que los dos primeros representan nuevo hardware, en el caso de Apple Pay estamos ante un servicio de pago móvil. Para convencernos de las bondades de su propuesta, Tim Cook arrojó unos cuantos números al escenario.

El primero de ellos es que cada día se producen más de 12.000 millones de dólares en transacciones entre débito y crédito en EEUU, en un total de 200 millones de transacciones diarias. Si hacemos cuentas nos salen unos 60 dólares cada una. El volumen de dinero que se mueve electrónicamente hace que cualquier empresa que ha intentado resolver el puzzle de los pagos móviles quiera una parte del pastel. Aunque sea un porcentaje minúsculo de las transacciones, supondría un flujo de dinero muy apetitoso.

Esto es lo que comentó Jenna Wortham en el New York Times:

La cartera verdaderamente móvil lleva tiempo calificándose como inminente. Pero se mantiene esquiva. La mayoría de los intentos han sido una decepción o no han funcionado lo suficientemente bien para una adopción masiva. Lo cual llevó a Cook a comentar lo siguiente acerca del porqué este problema permanece sin resolver:

Porque la mayoría de los que lo han intentado han creado un modelo de negocio centrado en sus propios intereses en vez de preocuparse por la experiencia de usuario.
Un tipo de problema del que Apple suele ser experto en solucionar. Veamos cómo pretenden conseguirlo en el siguiente apartado.

Facilidad, seguridad y privacidad: los tres pilares de Apple Pay

IMG_5212.PNG

Para explicar las entrañas de este nuevo sistema de pagos móviles Apple ha recurrido a Eddy Cue, vicepresidente de Servicios de Software e Internet. El primer elemento del que han hablado es Secure Element, un chip específico de los nuevos iPhones 6 en el que se almacenan y cifran los datos bancarios. Un chip NFC habilitaría la comunicación con los terminales de pago Contact Less. Por el lado del software, Passbook pasará a ser nuestra cartera virtual desde la que gestionaremos nuestros pagos móviles con Apple Pay. De esta forma, cuando vayamos a pagar en un establecimiento acercaremos nuestro iPhone al terminal y confirmaremos la compra con Touch ID.
Cue destacó la facilidad con la que se pueden añadir tarjetas al sistema. Cuando lanzas Passbook por primera vez te preguntará si quieres utilizar la tarjeta que tienes asociada a tu cuenta de iTunes. Con esta jugada, Apple estaría reclutando a todos lo futuros dueños de un iPhone 6 o iPhone 6 Plus para su sistema. El paso del tiempo y las sucesivas iteraciones del iPhone bien podrían colocarle en un puesto destacado entre los “jugadores” del pago móvil. Passbook también permite añadir nuevas tarjetas mediante la cámara del iPhone, comprobando en el proceso que efectivamente nos pertenece.

IMG_5213.PNG

Acerca de la seguridad, Apple no guarda los datos de la tarjeta ni los comparte con el comercio. Crean un número único por cada dispositivo y que almacenan en el Secure Element. Se genera un número de un sólo uso para cada pago además de un número de seguridad dinámico en vez del que está impreso en el reverso de las tarjetas. Buscar mi iPhone podrá ser utilizado para suspender los pagos con nuestro dispositivo si lo perdemos y sin tener que cancelar nuestras tarjetas, entre otras cosas porque no están ahí almacenadas.

Apple no está en el negocio de recoger vuestros datos – Eddy Cue.
Así se despachaba el ejecutivo de la manzana en un dardo que iba en clara referencia hacia su competencia. Y es que él mismo nos ha asegurado que con Apple Pay su compañía no sabrá qué hemos comprado, dónde ni por cuánto dinero. Con el añadido de que la persona que nos cobre no verá ni nuestro nombre ni datos de las tarjetas. Apple parece tomarse bastante en serio este aspecto.

Apple no llega el primero, pero podría ser el primero en hacerlo bien

Pero no han querido conformarse con proponer una solución propia a los pagos con el móvil sino que también la han integrado en las apps. Un set de APIs puestos a disposición de los desarrolladores se encargará de ello. Pagar desde una app sin el tedioso formulario de datos que tenemos que rellenar o pagar el restaurante desde una app son algunas de las ventajas mencionadas.

Buenas ideas pero muchas preguntas sin responder

IMG_5214.PNG

Apple Pay es un sistema de pagos móviles interesante pero que sin duda deja muchas preguntas sin responder. Por ejemplo, Apple no aclaró en ningún momento qué tipo de comisión cobrarán a los comerciantes por utilizar este sistema. O si lo harán a los bancos o si será gratis. De ser este último, ¿cómo piensa “pagar” por el mantenimiento del servicio? ¿Una “subvención” imputada en el precio de los nuevos iPhones 6? Quien pague por este servicio será clave para determinar su expansión, despliegue y posterior utilidad real.

La segunda pregunta sin responder es cuándo darán el salto a Europa. El sistema NFC y Contact Less que utilizan los nuevos iPhones llevan ventaja en el Viejo Continente con respecto a Norteamérica. La rapidez en alcanzar este mercado también será condición necesaria para ganar tracción entre el público y comerciantes.

IMG_5215.PNG

Falta ver qué tipo de requerimientos de seguridad podrían establecer las autoridades al respecto. ¿Harán imprescindible la presentación de un documento a pesar de confirmar las compras con Touch ID? Esto entorpecería enormemente la adopción del sistema y la experiencia de usuario.

Apple ha comentado que el Apple Watch también cuenta con un chip NFC para realizar pagos móviles, igual que los nuevos iPhones 6. Pero, ¿cómo será el proceso de pago? ¿Dónde está la doble confirmación que existe en el iPhone (proximidad y Touch ID)? Esto es algo que tendremos que esperar hasta el lanzamiento del Apple Watch el próximo año.

Apple Pay es un buen primer paso hacia la popularización definitiva de los pagos móviles. Es previsible que con el tiempo y sucesivas iteraciones del servicio veamos un producto más redondo que pueda triunfar donde otros aún no han despegado del todo o han fracasado. Esta empresa no suele ser la primera en llegar al mercado pero suele ser la primera en hacerlo bien. Pero para ello, Apple deberá hacer frente a estos y muchos otros desafíos.

Via: Applesfera

Previous iCloud Drive con nuevos precios y pone en jaque a DropBox y otros competidores
Next Descarga la versión golden master de iOS 8 sin ser desarrollador