Así espía Estados Unidos a millones de vehículos


Si te desplazas en EEUU con tu vehículo, es probable que el departamento de Justicia conozca tus movimientos. Nació como una técnica para controlar el narcotráfico en la frontera de EEUU con México, pero el espionaje de movimientos de coches mediante la lectura de su matrícula por cámaras de tráfico va en aumento según el WSJ, y el resto de autoridades colaboran tanto a la hora de proporcionar info para la base de datos de conductores, como para consultar datos sobre el desplazamiento de vehículos por las carreteras de EEUU.

Todo el asunto nace del sistema, conocido, de la DEA (Drug Enforcement Administration) en la frontera de EEUU con México, donde un programa de espionaje controla el tráfico mediante la lectura de las placas de matrícula con el objetivo inicial de descubrir el paso de mercancías ilegales y tráfico de drogas. Ahora su uso se estaría extendiendo a otros delitos como secuestros o robos de vehículos.

Desde movimientos de coches a la cara de los pasajeros

La información que poseen las autoridades de los estados fronterizos con México estaría siendo solicitada por otros estados. En esa base de datos se encontrarían detalles de movimientos de vehículos sobre los que hay abierta una investigación o se planea hacerlo, pero también de cualquier otro que haya pasado por esa zona.

Lógicamente ya hay reacciones por parte de algunos senadores para conocer el alcance de estos programas de cara a determinar si podrían ir en contra de las leyes actuales. El más motivado en este aspecto es el senador demócrata Patrick Leahy, que ante las dudas que le plantea el sistema, ha solicitado aclaraciones relacionadas con el programa para confirmar a los ciudadanos de que no tienen que temer por su privacidad.

usa-tdot-smartway-traffic-camera-i55-at-the-tnms-southaven-current

El sistema organizado por la DEA y al que están sumando información otras agencias locales y de cada estado en carreteras principales, se vale de las cámaras situadas en autopistas, las cuales leen las matrículas de los vehículos y almacenan los datos relativos a sus movimientos (hora de paso, dirección y localización mediante el cruce de información).

Parte de las dudas que genera el sistema a algunos senadores están asociadas a la posibilidad de que algunas cámaras avanzadas son capaces de grabar información visual de los conductores y pasajeros de cada coche, que las autoridades usan para confirmar identidades en investigaciones criminales, según narra el WSJ en base a documentos oficiales.

Esos datos de la base nacional se mantienen ahora una media de tres meses en el sistema, aunque en principio eran dos los años que se almacenaban en la inmensa base de datos del departamento de justicia.

Previous El iPad cumple 5 años [Video]
Next Microsoft: su smartwatch con Windows 10 (Video)