La evolucion de iOS y Android


A falta de menos de una semana para ver el nuevo sistema operativo móvil de Apple, ¿cuál es la evolución que han tenido los dos sistemas operativos más utilizados del mundo?

stive jobs iphone

Estamos a menos de una semana para descubrir iOS 7, el que debe ser (y probablemente será) el revulsivo de Apple para callar a todos aquellos (entre los que me incluyo) que aseguran que iOS no innova, que está estancado y que Google le está ganando la partida de los sistemas operativos móviles. Pero, ¿cuál ha sido la evolución de iOS y Android en todo este tiempo? ¿Es cierto que Android avanza a un ritmo muy superior al que avanza iOS?

La verdad es que Google está haciendo las cosas muy bien en los últimos años y que las últimas versiones de Android son tan buenas que muchos usuarios reclaman poder utilizar la versión de stock del sistema operativo de Mountain View. Pero esto no es una carrera de 100 metros lisos, sino una carrera de fondo en la que analizar la evolución de iOS y Android no debe resumirme a las últimas actualizaciones. Sí, es cierto, con la aparición de Ice Cream Sandwich Google dio un lavado de cara radical a su sistema operativo. Pero también es cierto que ese lavado de cara se necesitaba como agua de mayo y que algunas mejoras y optimizaciones del sistema eran vitales, mientras que iOS ya era un sistema operativo asentado, con una interfaz muy trabajada y una optimización que lo situaba a años luz de los dispositivos con Android. Pero vayamos por partes:

Android

Ice Cream Sandwich
La evolución de iOS y Android no ha ido pareja, es decir, no coinciden en el tiempo las actualizaciones, yendo siempre iOS un paso por delante a la hora de actualizar su sistema operativo (el próximo lunes Apple presentará iOS 7 y no veremos Key Lime Pie hasta el próximo otoño, con toda probabilidad).

El 16 de octubre de 2011, Google presentó Android 4.0, más conocido por todos como Ice Cream Sandwich, la versión de Android llamada a suponer la revolución que acabaría por favorecer a los de Google en la evolución de iOS y Android. ¿Por qué? Ice Cream Sandwich no sólo traía una lista casi infinita de nuevas funciones, también un rediseño de la interfaz conocido como Holo, la apuesta de Android para por fin mostrar en pantalla algo bonito, agradable y que invitara a ser utilizado. Además, solucionó problemas tan dramáticos como el lag de la cámara de muchos smartphones y las versiones posteriores trajeron más estabilidad y fluidez, algo de lo que Android por aquellos tiempos todavía no podía alardear.

Jelly Bean

Si Android 4.0 supuso un paso enorme para Android y acercarse a Apple en la evolución de iOS y Android, la llegada de Jelly Bean fue toda una declaración de intenciones. En primer lugar por darle vida a Holo y mejorarla. Para mí este cambio fue el más relevante: Google parecía dejar de ir sin rumbo estéticamente en Android y por fin se estaba formando su propia personalidad. Una vez creada una interfaz, unas pautas de uso y un sello de marca (Holo) ya sólo restaba empezar a vitaminar Android, más todavía. De hecho, forzar a las aplicaciones a utilizar la interfaz Holo es, en mi opinión, una de las mejores actualizaciones que ha llevado a cabo Google en su sistema operativo móvil. Llegó Google Now junto a Google Voice Search, dejando en ridículo a Siri de Apple y otra de las grandes bazas del Android actual: la ventana de notificaciones. Única, insuperable, casi perfecta.

De la evolución de iOS y Android, podría sacar muchos más puntos sobre los cuales Android ha ido mejorando desde 2011 pero me quedo con estos. ¿Por qué? Pues porque demuestran que no son tantas las mejoras de Android, simplemente han sido efectivas. Es efectivo querer crear un ecosistema con una interfaz gráfica sólida, es efectivo potenciar la usabilidad de tu sistema operativo creando la mejor barra de notificaciones del mercado y es efectivo ganarle la partida a tu contrincante con lo que tu enemigo más alardea. Y Google, amigos, ha sido muy efectista.

iOS

iphone-ios-camara

Si damos un repaso a la evolución de iOS y Android, pronto comprobaremos que iOS no se ha quedado atrás, pese a que algunos opinen lo contrario. Sí, es cierto, seguimos teniendo prácticamente la misma pantalla de desbloqueo y tras desbloquear el dispositivo accedemos a un springboard que nos remite al del primer iPhone, allá por el 2007. Pero también es cierto que eso es lo que he alabado de Google en sus últimas decisiones: encontrar un diseño, una imagen, una experiencia de usuario que funciona, que gusta y que es sencilla.

¿Y ha seguido mejorando iOS? Por supuesto que sí. En junio del 2010, iOS 4 se presentaba en sociedad, añadiendo multitarea (tan demandada por sus usuarios) y añadiendo servicios como FaceTime, iBooks, cambios en la interfaz como la posibilidad de añadir fondos de pantalla entre otros, además de mejorar la mayoría de sus aplicaciones nativas.

Si seguimos con la evolución de iOS y Android, llega el turno de iOS 5, presentado en octubre de 2011 con algunas novedades tan interesantes como el centro de notificaciones (otra de las características que más demandaban los usuarios de iOS) o la llegada de iMessages, el servicio de mensajería entre dispositivos de Apple que ha supuesto una verdadera revolución en algunos mercados como Estados Unidos. Además, el sistema operativo se integró con Twitter y se volvió a dar un lavado de cara a muchas de las aplicaciones del sistema operativo.

 

siri

La clave en el debate sobre evolución de iOS y Android la tiene iOS 6: sus dos mayores bazas fueron Maps y Siri. Maps fue un completo fracaso que todavía lucha por resucitar y Siri siguió sin tener tanta aceptación como se esperaba, siendo más un juguete que una aplicación verdaderamente útil. Entonces,¿es cierto que Apple está estancada? No, no y rotundamente no. Remitiéndome a la metáfora del inicio, Apple está corriendo una carrera de fondo y probablemente iOS 6 haya sido el momento en el que paró a beber agua. Momento que aprovechó Android, que iba muy atrás, para hacer un sprint e intentar igualarse. ¿Lo ha conseguido? Rotundamente sí.

Android está por delante en muchas cosas y ahora es el turno de ponerse las pilas para Apple. Pero ojo, que Apple no es un corredor cojo y el próximo lunes podríamos ver un adelantamiento sin precedentes de la compañia de la manzana. Lo que está claro, pase lo que pase, es que esta trepidante carrera nos beneficia a nosotros, espectadores y consumidores.

Previous BlackBerry Messenger para iOS y Android saldría este 27 de junio
Next Pro Consumidor y Microsoft firman acuerdo