Conector USB Type-C con el que se espera sea lanzando el nuevo MacBook Air de Apple


Si hay algo que ha copado los rumores de esta semana ha sido, sin duda, el MacBook Air cuyos datos ha ido filtrando Mark Gurman desde 9to5Mac. Es lo que nos imaginábamos, aunque incluso con renderizados 3D cuesta de imaginar: un ordenador más delgado, de 12 pulgadas y sin ventiladores. Un esfuerzo de ingeniería enorme que nos puede dejar con la boca abierta en cuanto se presente oficialmente.

De ser cierto, el grosor de este nuevo MacBook Air impediría la inclusión de un puerto que sigue siendo esencial: el USB. Y el único camino que parece solucionar el problema es adoptar el USB Type-C, un nuevo formato del conector más delgado y que ya ha demostrado su valor en el CES 2015.

USB Type-C: pequeño, reversible y a 10 Gbps

IMG_6377.JPG

Aclaremos posibles confusiones antes de que sea tarde: no estamos hablando de ese puerto USB reversible que Apple patentó hace unos meses y buscaba financiarse en octubre. Eso se queda como una forma de aprovechar las conexiones actuales, pero el USB Type-C es un conector USB que tiene una forma completamente nueva.

De él ya se hablaba hace más de un año, cuando lo introdujeron en las especificaciones del estándar USB 3.1. Es más pequeño, es reversible al estilo del puerto Lightning y podrá soportar velocidades de 10 Gigabits por segundo. Y tal y como nuestros compañeros de Xataka describieron en abril, el Type-C hará un click sonoro al conectarse para que el usuario se asegure de que ha metido el cable bien.

Si las especificaciones concretas mencionadas por 9to5Mac se cumplen, el puerto también servirá para cargar el MacBook Air e incluso reemplazaría los conectores Thunderbolt (cosa que francamente veo poco probable, pero prefiero no asegurar nada). Ah, y será compatible con el estándar DisplayPort para poder tramsitir vídeo.

Estarán de acuerdo conmigo que implantar este nuevo tipo de USB no supondrá demasiados problemas para Apple: acabaron con el disco floppy de 3,5 pulgadas, acabaron con la hegemonía del contenido Flash en la red, han acabado con los discos ópticos, los portátiles ya no llevan puerto ethernet… en Cupertino los estándares de datos y cables se los desayunan sin problemas.

Los adaptadores de USB a USB Type-C verían su época de oro

De ahí saldría el efecto hay-que-comprar-adaptadores, de modo que los discos duros y otros accesorios acabarían por ofrecer este cable más rápido y a la vez pequeño. Sólo con que los iPhone ya vengan con un cable Lightning a Type-C se conseguiría un efecto brutal en el mercado. Sería el pistoletazo de salida para que los otros Macs y resto de ordenadores se pasen a incluir este nuevo USB.
Ahora sólo falta, claro está, que los rumores de este nuevo MacBook Air sean ciertos. Apple está enfrascada preparando el lanzamiento del Apple Watch, de modo que quizás veamos esta nueva definición de ultrabook en verano.

Vía: Applesfera

Previous CES 2015: Philips presenta los nuevos auriculares Fidelio NC1L con Lightning
Next Desestiman querella contra Apple por las MacBooks Defectuosas en San Francisco