El chip M7: Por qué es mucho más importante de lo que parece



Una de las novedades del iPhone 5S es que incorpora un nuevo chip, un co-procesador que se encarga de medir todos los movimientos del iPhone en todo momento. Hasta ahora, la información que daban los sensores de movimiento del iPhone era leída por el procesador y provista al sistema operativo o Apps cuando se pedía.

Por ejemplo, en iOS 7, se lee continuamente para saber cómo mover el fondo de pantalla y crear ese bonito efecto de parallax del que tanto se habla. Por supuesto, muchas Apps de deportes o de registro de actividad física, como Moves, utilizan esta información pero si quieren saber qué movimientos ha hecho el iPhone cuando no estaban funcionando, deben dejar un proceso funcionando en segundo plano que registra toda la actividad en todo momento. Como te podrás imaginar, esto supone que el procesador central del iPhone está siempre haciendo algo, que si bien no es una tarea que requiera mucha potencia, si es una tarea que está funcionando continuamente. ¿El resultado? Un mayor consumo de enería y por lo tanto una significativa menor duración de la carga de batería.

Con el M7, Apple soluciona este problema pasando la responsabilidad no sólo de proveer la información de la posición del terminal cuando se pida, sino también de registrar, en todo momento, qué movimientos ha hecho el iPhone… y todo sin que la CPU tenga nada que hacer. El M7, es un chip dedicado a esta tarea, que guarda el registro de todos los movimientos de manera que el sistema operativo o las Apps que necesiten acceder a él no tengan que dejar un proceso funcionando en segundo plano, con el consecuente ahorro en la duración de la batería.

El M7 es un chip al que muchos no le han dado mucha importancia pero que para deportistas o los fans del Yo cuantificado que gustan saber cuántos pasos han dado o calorías han consumido cada día, es muy importante… probablemente los fabricantes de accesorios como la FitBit o pulsera JawBone Up no estarán muy contentos con esta idea, porque sus accesorios dejan de ser tan necesarios como lo eran hasta ahora. Ahora, con bajar una App, será posible tener una idea muy aproximada de la actividad física que realizamos cada día.

No obstante, esto no es todo lo que hace el M7; Tener un registro que permita saber qué hace el iPhone en cada momento es muy importante, por ejemplo, para hacer cosas como actualizar Apps en segundo plano… si el iPhone lleva un tiempo considerable sin moverse y además es de noche, el sistema sabe que es hora de hacer tareas de mantenimiento, como actualizar Apps. Si el sistema detecta en los registros del chip M7 que estamos desplazándonos en un vehículo, como un tren o un coche, el sistema puede desactivar la red Wi-Fi para ahorrar energía o puede reducir el intervalo de tiempo que pasa para comprobar antenas de telefonía móvil y cambiar entre unas y otras según nos movemos, asegurándose de no perder la cobertura en ningún momento. De la misma manera, si no se mueve mucho, puede reducir el tiempo de búsqueda de nuevas antenas para ahorrar esa preciosa energía que tanto escasea en los smartphones actuales.

Por todas estas razones, el M7 es realmente muy importante, y quizás, un paso preparatorio para el famoso iWatch o reloj inteligente que Apple podría sacar al mercado algún día.

Via: iPhoneros

Previous Touch ID, todo sobre el reconocimiento dactilar del iPhone 5S
Next Las mejores tablets para niños del momento