El fracaso de Surface provoca pérdidas millonarias en Microsoft


La apuesta de Microsoft para hacerse un hueco en el mercado de las tabletas se confirma como un rotundo fracaso. Los últimos resultados publicados por la compañía señalan a Surface como un punto negro que le ha llevado a perder 900 millones de dólares ante la falta de demanda por parte de los usuarios.

Anunciada hace poco más de un año y puesta a la venta en otoño, Surface RT no ha logrado el objetivo marcado por los de Redmond. Su tableta era vista como la gran alternativa al iPad así como a las numerosas tabletas Android disponibles en el mercado. Nada más lejos de la realidad tal y como señalan los resultados trimestrales recogidos por nuestros compañeros de Softzone.es.
Si bien la compañía ha logrado en el periodo que va de abril a junio de este año 4.970 millones de dólares (más de 3.700 millones de euros) en beneficios, el segmento en el que se encuadra su tablet ha tenido cifras muy negativas. En total se estiman unas pérdidas de 900 millones de dólares solo en este trimestre debido a la escasa acogida de Surface, su alternativa con Windows 8 RT y que a fecha de marzo de este año no había llegado al millón de unidades vendidas a pesar de que se esperaban entre 3 y 5 millones de unidades distribuidas para dicho mes.

Como demuestran estos resultados, Microsoft no ha sabido acertar con su producto. Aunque se enmarca dentro de una gama de dispositivos en auge y que comen terreno al PC a pasos agigantados, la apuesta por el entorno W8 no ha sido satisfactoria por varios motivos. Entre ellos cabe destacar la falta de aplicaciones para la misma si comparamos con otras opciones del mercado como iOS Android

El precio, su principal hándicap

No cabe duda de que se trata de un buen equipo, pero tanto esta falta de desarrollo de su ecosistema como la inmensa competencia con la que cuenta no lo ponen fácil para que se abra hueco en el mercado. A ello, sin duda, hay que unir el precio del tablet. La compañía norteamericana, dado que se trata de un dispositivo de gama alta en prestaciones, optó por ofrecerlo de inicio al mismo precio que su gran rival, el iPad (sobre los 500 euros). Esto es visto como gran fallo a la hora de su demanda, ya que es demasiado alto para competir con sus características y bazas con otras ofertas más desarrolladas. 

Con estos resultados en la mano, la firma estadounidense ha optado por la rebaja del precio, pero cabe pensar en si será suficiente para estimular la demanda. Actualmente se puede adquirir en la tienda oficial de Microsoft por 329 euros. ¿Conseguirá remontar el vuelo o se apartará definitivamente de esta infructuosa incursión en el mercado de los tablets?

Previous Apple compra la empresa Hopstop
Next Un joven estafa 40.000 euros con una app falsa para espiar en Whatsapp