El nuevo procesador A7 de Apple, a fondo


Finalizada la keynote que ha servido para introducir dos nuevas generaciones de iPhone, es momento de ir desgranando las principales novedades presentadas. Una de las más relevantes es, sin duda, el nuevo procesador A7 de Apple, elegido para dar vida al remozado iPhone 5s y que promete ofrecer un rendimiento hasta 40 veces superior al de su predecesor.

Se despejaron todas las dudas. El Town Hall de Apple cerró sus puertas y por fin pudimos conocer a los nuevos integrantes de la familia: el iPhone 5s y el iPhone 5c. Como no podría ser de otro modo, ahora nos corresponde desgranar todas y cada una de las novedades presentadas; tal y como ya hiciéramoscon Touch ID y la cámara del iPhone 5S, llega el turno de analizar a fondo el Apple A7, procesador encargado de alimentar el nuevo buque insignia de la multinacional de Cupertino.

Y es que, un smartphone de la talla del iPhone 5S necesitaba impepinablemente la compañía de un procesador de la talla del A7, capaz de correr a 64 bits, siendo además un 20 por ciento más eficiente que su predecesor, el Apple A6. Dicho chipset está basado en la arquitectura ARMv8, lo que posibilitará la ejecución de iOS 7 de manera mucho más fluida en nuestro teléfono.

Unas cifras impresionantes sobre el papel; sin embargo, es posible apreciarlo de una forma mucho más visual si ponemos las especificaciones en perspectiva. Así, Apple no ha dudado en asegurar que eliPhone 5s podrá ofrecer un rendimiento gráfico hasta un 56 veces mayor, y moverse 40 veces más rápido que el iPhone edge original.

El iPhone 5s supone un enorme paso adelante en el rendimiento de la informática en dispositivos móviles.

Rendimiento Apple A7

Gracias al nuevo procesador, Apple consigue acercarse, en cierto modo, al nivel de rendimiento de equipos de escritorio; el soporte para OpenGL ES 3.0 hará que juegos, como el recién anunciado Infinity Blade III, puedan exprimirlo a fondo tan pronto como el iPhone 5s llegue al mercado.

Coprocesador de movimiento M7

Coprocesador de movimiento M7

Por otro lado, es digna de mención la existencia de un chip especialmente dedicado al reconocimiento de los movimientos: el coprocesador de movimiento M7, que recopilará datos del acelerómetro, el giroscopio y la brújula para quitarle carga de trabajo al procesador A7, y que será usado por aplicaciones deportivas.

No obstante, a través de la nueva API CoreMotion, que será puesta a disposición de los desarrolladores, podrán utilizarse los datos obtenidos por el coprocesador para proporcionar una mejor información en las aplicaciones de fitness. Algunas marcas ya han confirmado su próxima participación; sin ir más lejos, Nike se dejó ver durante la keynote con su aplicación Nike+ Move.

El nuevo coprocesador de movimiento M7 mide, de forma continua, los datos de movimiento, incluso cuando el dispositivo está en reposo y ahorra batería en pos del podómetro u otras aplicaciones de fitness que usen el acelerómetro durante todo el día.

Via: Applesencia

Previous 10 sorpresas de apple que llegan en forma de app gratis
Next Comparemos el iPhone 5s con sus principales rivales