El primer neumático que recarga las baterías del coche eléctrico


El miedo a quedarse sin autonomía en el coche eléctrico, el elevado tiempo para cargarlos… este tipo de pensamientos están haciendo que los fabricantes de componentes que deberían estar alejados de estas ideas tomen un papel protagonista en materia de innovación. La última alocada idea viene de la mano de Goodyear y se trata de un neumático que recarga las baterías de un coche eléctrico. ¿Tiene sentido o es simplemente una mera presentación de hasta donde pueden llegar sabiendo que no es viable?

Estamos ante un prototipo, eso es importante porque significa que simplemente están trabajando en ello sin una fecha fija para su comercialización.

El objetivo de este neumático es muy simple, minimizar las pérdidas energéticas para aumentar la autonomía pero también captar parte de esa energía gracias al material termoeléctrico con el que está recubierto. El calor que se acumula en el interior del neumático es transformado en energía eléctrica que es enviada directamente a las baterías del coche.



Es la primera vez que un fabricante de neumáticos intenta abordar el problema de la falta de autonomía de todos lo coches eléctricos y cuya deficiencia es el gran hándicap para la compra masiva de estos vehículos. Casi todos los vehículos eléctricos que se presentan lo hacen junto a un nuevo neumático que promete reducir el rozamiento con la carretera para aumentar la autonomía, y sino miren la gama i de BMW, con neumáticos muy finos y altos.

¿Y qué sucede con el agarre? La primera necesidad que debe cubrir en neumático es el agarre sobre el asfalto, los únicos puntos de contacto entre el coche y la carretera. Tenemos que dar por hecho que será, al menos, igual a un neumático de mismas prestaciones sin esas características, pero no tenemos datos oficiales para afirmar que este nuevo compuesto ofrece el mismo agarre que uno convencional.

Sin cifras no estamos más que ante un producto de laboratorio, cuya utilidad real es cuanto menos dudosa.

Goodyear no ha publicado las cifras concretas de ahorro o de aumento de la autonomía, por lo que es pronto para saber si estamos ante una idea interesante o solo nos hará ganar unos pocos metros con un posible sobrecoste en el precio del neumático. Parece que el objetivo es convertir cada elemento mecánico posible de un coche eléctrico en un pequeño generador de energía para aumentar ligeramente la autonomía de unos coches que aún tienen mucho por demostrar.

Previous ASUS te dejará añadir flash xenón a sus teléfonos
Next El reloj de Apple tiene 8 GB de memoria interna que se puede utilizar de esta manera