Google Chrome comenzará a bloquear anuncios a partir del 15 de febrero


A partir de febrero de 2018, Google integrará de forma nativa su propio bloqueador de anuncios (ad-blocker) en Chrome, un sistema que bloqueará los anuncios no deseados, los anuncios emergentes que se abren en cascada uno tras otro y todos los banners demasiado invasivos en diferentes sitios. web.

Es una acción similar a la realizada por Apple con la última versión de Safari en High Sierra, pero Google Chrome es mucho más utilizado por lo que los cambios reflejarán a muchos más usuarios.

El bloqueo no se aplicará a todos los anuncios existentes. Los anuncios en formato estándar, bien posicionados y que cumplan con la Coalition for Better Ads seguirán siendo visibles. En cambio, esos molestos banners de página completa, sitios skin, aquellos que reproducen video y audio automáticamente y los anuncios “intermitentes” se oscurecerán.

Google notificará a los sitios que contienen estas líneas de piblicidad, que estarán sujetas a un bloqueo potencial a través de una herramienta especial. Los sitios que no cumplan con los estándares dentro de los 30 días de la alerta serán bloqueados por Google Adsense.

El objetivo del programa es lograr que los editores utilicen mejor la publicidad evitando que los usuarios recurran a adblockers más invasivos. De esta forma, los usuarios obtendrán una mejor experiencia y los editores podrán percibir las ganancias de los banners “básicos” sin tener que usar los invasores.

En iPhoneando, siempre hemos utilizado solo banners estándar. Nunca hemos usado banners de video en la web, ni siquiera utilizamos máscaras de sitio que cubren todo el fondo del sitio o anuncios emergentes dinámicos, siempre hemos querido preferir una buena navegación por los usuarios. Las novedades de Chrome no requerirán ninguna modificación de nuestro sitio para cumplir con las reglas de “buena publicidad”.

Previous El iPhone X ha sido nombrado como uno de los 25 mejores inventos de 2017 por TIME
Next Apple ordena 200 millones de pantallas OLED a Samsung: un contrato de 20 mil millones de dólares