Intel empieza a fabricar procesadores ARM de 64 bits. ¿Porqué es tan importante?


Pocos fabricantes del mercado de procesadores se atreve a ignorar una plataforma tan exitosa como es ARM. La que empezara como una alternativa solo viable para equipos de bajo consumo ahora se ha impuesto como la arquitectura líder en el mercado mas importante del momento: el de los dispositivos móviles. Pese a todo, había un gigante que se resistía al cambio: Intel. Esto está a punto de cambiar.

Y lo hace con el anuncio de la compañía Altera de que sus futuros chips ARM de 64 bits serán fabricados por Intel. Este acuerdo no solo implica que Intel usará sus conocimientos y sus fábricas para crear los nuevos procesadores y SoC (system-on-chip) de Altera, sino que también se mete de lleno en un mercado muy sabroso pero que hasta ahora estaba prohibido.

Sin embargo, hay que tener en cuenta un detalle importante, y es que este chip ARM (el primero de cuatro núcleos a 64 bits) no está diseñado por Intel, que lo único que hace es fabricarlo según las instrucciones. Por tanto no veremos un procesador Intel ARM en el futuro, al menos no aún. El valor de este acuerdo para Intel podría estar en la experiencia y la información que podrá recabar en el proceso de fabricación de chips ARM, de cara a un posible diseño propio.

Aunque Intel cuenta con sus propios procesadores para dispositivos móviles, el hecho de que sigan usando la arquitectura x86 le ha hecho mucho daño: los primeros modelos simplemente no estaban a la altura de los procesadores ARM en términos de calor generado y energía consumida. Es cierto que Intel se vanagloria de ofrecer el hardware con mas potencia del mercado, pero eso de poco sirve en este sector. No ha sido hasta la última generación de chips que realmente se puede decir que Intel está a la altura, pero puede que sea demasiado tarde.

Si Intel considera que sus esfuerzos para llevar chips x86 a tablets y smartphones no están teniendo éxito, es muy probable que decida cambiar de estrategia. Por el momento, la decisión de empezar a fabricar chips ARM le abre la puerta a acuerdos con Apple, Qualcomm, Nvidia, o cualquiera que esté dispuesto a pagar el precio por usar las mejores fábricas del planeta.

Via: Omicrono

Previous Todo lo que necesitas saber del Nexus 5
Next Fantastical 2, el mejor calendario para iPhone vuelve renovado para iOS 7