La tecnología detrás del Mundial de fútbol de Brasil


Los deportes son algo que cada vez mueve a más personas, y si existe un evento capaz de levantar del sillón a casi cualquier amante del deporte rey, es el Mundial de fútbol. Como ya sabéis, el Mundial es celebrado cada 4 años y este año se ubica en Brasil, que lejos de la polémica levantada alrededor del evento, va a intentar que las cosas salgan bien tanto fuera como dentro del campo. En casi todos los Mundiales hay polémica, goles que no suben habiendo entrado, y otros que sí lo hacen sin haber cruzado la línea de gol. Aunque Stephen Hawking ya sabe el equipo que ganará el Mundial, Brasil intentará evitarlo. Para ello ha elegido a una compañía de ingenieros, la Goal Controlque garantiza que ninguna pelota cerca de la línea se declarará gol sin haberlo sido. Su líder ejecutivo es Broichhausen, al que se le han planteado varias preguntas.

 

Uno puede llegar a cuestionarse si podría haber problemas técnicos por lluvia o demasiado calor, o si esta tecnología se podría usar en otro tipo de partidos. Cuando Broichhausen escuchó estas preguntas, respondió tajantemente: “Funcionará perfectamente. Punto final”.

Modernizando el deporte rey

test-futbol-gol-690x517Esta tecnología de línea de gol lleva siendo usada desde hace años en deportes americanos. En el fútbol, su ingreso ha sido más lento. Siempre ha existido ese debate entre la gente a favor de obtener un resultado lo más justo posible, y otro grupo que prefiere dejar el azar como otra parte más del deporte, sin máquinas que “roboticen” el espectáculo. Yo, en contrario que Sepp Blatter, presidente de la FIFA, creo que la aplicación de estas tecnologías nunca será un inconveniente, ya que no produce cambios en la forma de jugar. Además, puede que aquel tanto de Frank Lampard hubiera subido al marcador contra Alemania en el Mundial de 2010. Aquel instante pudo ser un punto de inflexión, pues se recomendó probar, al menos, dispositivos de control para evitar este tipo de jugadas. Al final, en 2013, la FIFA dio su brazo a torcer y será el de Brasil el primer Mundial en el que no se anotará un gol en falso.

gc_ballingoal_velttinsarena_sm2

El sistema de control constará de 14 cámaras – siete para cada portería – que capturarán 500 fotogramas por segundo (el ojo humano sólo ve 16) y desde múltiples ángulos para seguir la trayectoria del balón con una precisión milimétrica. Si la pelota cruza la línea, aparecerá la palabra “GOAL” en un reloj digital. Este set de cámaras ya ha sido instalado en 12 estadios de la Copa del Mundo, y se han hecho 2700 pruebas. Con viento, lluvia o cualquier otro factor posible que pueda parecer perjudicial, parecen funcionar a la perfección.

goalcontrol_camara

Pero esta tecnología no es nada barata. Hasta ahora, los estadios Americanos en los que ha sido introducida han gastado una media de 500.000$. Esto equivale a 10 millones en una liga de 20 equipos, por lo que no se usará (al menos por el momento) en ligas inferiores. ¿Crees que está bien hacer uso de esta tecnología? ¿Merece la pena gastar este dinero, o debería abarcar incluso más aspectos del partido que la entrada del balón en portería? ¡Opinen abajo!

Via:omicrono.com

Previous Presentan en Japón el primer dispositivo que reemplazaría la tarjeta SIM
Next El Primer teclado Swype para iOS 8 hace acto de presencia, Touchpal