Motorola cerrará su fábrica de Texas


hace un año, Motorola abría su nueva fábrica en Fort Worth, Texas. En esa fábrica se comenzarían a armar nuevos equipos de la marca  y que en total llegó a dar trabajo a casi 4.000 personas.

Hoy, Google anunció que la historia de la fábrica llega a su fin y que se cerrará a finales de año.

Los actuales 700 trabajadores que están día a día juntando partes y piezas del Moto X tendrán que buscar empleo en otra parte. Según Rick Osterlosh, presidente de Motorola Mobility, la decisión pasa simplemente porque “el mercado estadounidense se convirtió en algo particularmente difícil”.

La historia de esta fábrica (y su futuro cierre) no dejan de ser llamativos. El Moto X fue anunciado en su momento con bombos y platillos por tratarse del primer teléfono “100% americano” que, con excepción de una o dos piezas, se construiría íntegramente en Texas. El famoso “sueño americano” duró muy poco.

Probablemente aquel “mercado difícil” del que habla Osterlosh tenga bastante que ver con las ventas del equipo de gama alta. Según el reporte del WSJ, se vendieron menos de un millón de Moto X en el primer trimestre del año, bastante lejos de su competición directa en otras marcas (principalmente, Apple) que cuentan ventas por millones y decenas de millones de unidades.

Según ciertos analistas, la situación pasa básicamente porque el éxito estadounidense diseñando teléfonos es difícil replicarlo fabricando teléfonos. No es muy difícil adivinar por qué; claramente, un obrero en Texas no cobra lo mismo que uno en Shanghai.

De todas formas, el cierre de esta planta no significa el fin del Moto X como tal; en el futuro se seguirá fabricando el equipo en fábricas brasileñas o chinas. Lógicamente, la “percepción de calidad” de los usuarios no será la misma, aunque ese es otro tema y mucho más subjetivo.

Previous Cómo bloquear contactos en tu iPhone
Next Whatsapp para Windows Phone vuelve a estar disponible