Navdy: envia la información del carro y el teléfono al cristal delantero


Proyectar información sobre cristal delantero de nuestro vehículo no es algo nuevo, lo llevamos viendo tiempo en coches relativamente asequibles como un Toyota Prius, pero sí resulta interesante que esa capacidad se convierta en una opción para cualquiera, y además venga rodeada de muchas funcionalidades que tienen que ver con nuestro teléfono.

Lo que quieren los chicos de Navdy es que podamos tener más información – e interactuar con ella – sin apartar la vista de la carretera. En la pequeña pantalla proyectada aparece el marcador de velocidad, o las instrucciones de la navegación guiada.

Lo más interesante es que podemos relacionar nuestro teléfono con Navdy, en interactuar a través de nuestra voz y gestos. Creo que en el vídeo que han montado para presentarnos el gadget, queda todo bastante claro:

Está comprobado que la configuración HUD (Head-up display) es bienvenida como compañero de viaje en nuestros trayectos, mejora los niveles de seguridad, pero no habíamos visto el concepto llevado a este punto de interacción, al más puro estilo Google Glass, pero en el cristal delantero.

Los métodos con los que Navdy nos va a hacer caso son dos: nuestra voz a través del micrófono que está siempre escuchando, y una cámara infrarroja que apunta hacia nuestra posición, y es la encargada de reconocer los gestos. En el caso del primero, tenemos cancelación de ruido.

Android como sistema operativo

Básicamente estamos ante un dispositivo Android, que incorpora los sistemas de control mencionados, y un pequeño proyector para representar la información en la pantalla transparente y desplegable (no es realmente cristal delantero). Lógicamente también hay un altavoz.

650_1000_navdy_front_directions

Para ser más concretos, ahí dentro hay un chipset con procesador de doble núcleo, Android en su versión 4.4, y una buena ración de sensores: acelerómetros, brújula digital, luz ambiental. Tampoco anda mal de conectividad: Bluetooth 4.0 y WiFi.

Extender las aplicaciones desde el teléfono es complicado por la particularidad de la interfaz de Navdy

Hay mucho de Google en el asunto, ya que el reconocimiento de voz y dictado viene de ellos, también lo relativo a la navegación guiada y los mapas. Nos cuentan que lo importante realmente está en la traducción de esa información a la simple interfaz que se debe proyectar.

Algo con lo que tendrán que lidiar en cada aplicación que quieran hacer compatible. Por lo pronto, muchas notificaciones de aplicaciones importantes están siendo soportadas.

Hay que dejar claro la autonomía del producto, que se lleva bien con dispositivos iOS y Android, pero puede funcionar sin ellos en muchas de sus funcionalidades.

Para cualquier vehículo

650_1000_navdy_on_dash_

Además de la forma en la que lo controlamos, también valoramos positivamente el hecho de ser un producto independiente del vehículo, es decir, adaptable al que tenemos. Pero habrá diferentes niveles en función de nuestro vehículo.

En el caso de que nuestro vehículo cuente con una conexión de tipo OBD-II, Navdy se podrá integrar de forma más completa, ya que recibirá directamente la información de velocidad, consumo, marcha que llevamos, etc.

Sus creadores han tenido en cuenta el calor que debe soportar Navdy, y elementos como la batería están diseñados teniendo en cuenta las circunstancias. Como no es un dispositivo completamente integrado en el coche, la forma de alimentarse es a través de la toma interna del coche, pero también se contemplan métodos inductivos o mejor integrados.

650_1000_text_message

La compañía californiana que lo desarrolla, nos cuenta que todavía queda para ser un producto final – por ahora solo en inglés -, pero piensan pedir por él 499 dólares (300 dólares para las reservas iniciales). Será una realidad a comienzos del año que viene.

Via: xataka

Previous Kyocera nos muestra de lo que es capaz de resistir el cristal de zafiro
Next El nuevo Foursquare te recomienda solo lo más relevante que te guste