OptoFidelity asegura que la pantalla táctil del iPhone es menos precisa que la de su competencia (pero se equivoca)e


La compañía finlandesa de robótica OptoFidelity ha publicado recientemente un informe en el que aseguran haber descubierto a través de su sistema automatizado de análisis para paneles táctiles que los iPhone 5s y 5c tienen una importante falta de precisión táctil que afecta directamente a la experiencia de usuario”. El problema es que no han tenido en cuenta dos detalles sin importancia: los usuarios no somos robots y Apple diseñó iOS para funcionar en consecuencia.

Como podéis apreciar en este vídeo sobre el OptoFidelity Touch Panel Performance Tester, el robot diseñado por la compañía para este tipo de pruebas cuenta con una serie de dedos artificiales con los que realiza diferentes puntos de contacto y gestos sobre una pantalla táctil mientras registra su respuesta comparando posteriormente el margen de error existente con lo que ellos creen que debería haber registrado en realidad.

La siguiente imagen es una representación gráfica del resultado, con los círculos negros indicando los puntos en los que tocó el robot, y los verdes y rojos con la respuesta del panel táctil. El color verde señala los puntos que coincidieron dentro de los círculos negros, mientras que los rojos evidencian aquellos en los que se produjo una desviación.

opto2

No tiréis vuestro iPhone 5s a la basura aún.

opto3

Otra imagen más, esta vez superponiendo el índice de desviación detectado con el teclado de iOS para apoyar la tesis inicial de que toda esta historia afecta a los usuarios, quienes al parecer darían un mejor uso a sus ahorros haciéndose con un Samsung Galaxy S3. ¿Tiramos ya el 5s? ¡Un momento! Nunca he tenido problemas tratando de escribir con el teclado del iPhone, y definitivamente cuando pulso en las teclas Q, P, A o Ñ situadas en los extremos dentro de la temida zona roja estas letras desfilan como siempre delante mía, también en el nuevo iPhone 5s. ¿Qué ocurre aquí?

Muy sencillo. OptoFidelity ha olvidado que cuando Apple diseñó el iPhone lo hizo para que compensase las variaciones en el ángulo de refacción de nuestra linea de visión y nuestro dedo, así como el diferente grado de dificultad que supone acceder a distintos puntos de un teléfono táctil con una sola mano. Se trata de un comportamiento bien conocido por los desarrolladores de apps de dibujo para iOS como Paper que tienen que lidiar con ello volviendo a deshacer la compensación aplicada por el sistema cuando se utilizan stylus de precisión como el Jot Pro de Adonit.

volvamos a mirar las dos imágenes de arriba y diganme si no ven un patrón que coincide con el área más confortable manejando el teléfono con el pulgar. No es casualidad. Tecnicismos a un lado, Apple diseño iOS así precisamente con la intención de mejorar la experiencia de usuario (al menos de aquellos usuarios que no sean robots con dedos absolutamente perpendiculares tratando de manejar sus teléfonos sobre una mesa), y lo cierto es que funciona. Así que no, no hay ningún tactilgate a la vista.

Previous Resultados financieros del último trimestre fiscal del 2013: el mejor último trimestre de la historia de Apple
Next Apple ya permite a los desarrolladores borrar puntuaciones falsas del Game Center