Porque las MacBook Pro estan hechas en aluminio?


Es una pregunta que nos podríamos hacer cualquiera, no solo para los MacBook. ¿Por qué no optar por otros tipos de materiales? ¿Qué hay de las aleaciones de magnesio? Y si todo el mundo hace los portátiles de plástico tampoco puede ser tan malo. Esta ultima afirmación tiene trampa, al final lo veréis. Estos son los argumentos a favor y en contra de un científico en materiales e investigador de materiales avanzados.

Empezando por el aluminio, el material que utiliza Apple en la mayoría de sus dispositivos, es uno de los metales más ligeros y rígidos comparado con los plásticos. El cuerpo de una sola pieza –unibody– le da más solidez que una unión de piezas de plástico. Otro factor positivo es la conducción del calor, disipándolo, y pudiendo construir ordenadores más finos y silenciosos. A la vez el aluminio es blando lo que permite trabajarlo fácilmente y aplicarle bonitos acabados y tiene un coeficiente de expansión termal bajo: puedes atornillar al cuerpo la placa basé ya que con el calor no se expande en exceso.

¿Y por qué no hacerlo de plástico? Es fácil de moldear, barato de fabricar y trabajar, dependiendo del grado incluso puede ser más ligero que el aluminio, resiste a las abolladuras a diferencia del aluminio pero puede romperse y por contra es muy mal conductor del calor, incluso es posible que se derrita si hay un sobrecalentamiento.

Por ultimo, ¿qué hay de las aleaciones de magnesio? Es más ligero que el aluminio, se puede inyectar en moldes como la mayoría de plásticos y es más fuerte que estos, pero no tanto como el aluminio. Eso sí, no es tan buen conductor del calor como el aluminio y es un aislante natural de campos electromagnéticos, por lo que habría que buscar alternativas para las conexiones inalámbricas. Por cierto, hay en abundancia en la naturaleza.

En resumen: el plástico no tiene un bonito acabado, pero a su favor tiene como habéis podido leer que no se abolla –¿alguno más en la sala con abolladuras en su MacBook?–. Las aleaciones de magnesio son mejores que el plástico pero bloquean en gran medida las señales inalámbricas. Por lo que el aluminio es superior para el día a día, a pesar de ser más caro y requerir maquinaria dedicada.

Evidentemente el término plástico es muy ambiguo y se podrían especificar otras mezclas. El MacBook de policarbonato no era feo, pero a la larga se fractura. Y ¿por qué la mayoría de fabricantes se aventuran con el plástico? Cómo se reportó hace un par de años Apple controla el suministro de aluminio, por lo que no les queda mucha alternativa. Aún hay más, ¿que tiene pensado hacer Apple con el Liquid Metal? Cuestión de esperar.

Previous Samsung Galaxy S5 podria tener lector de huellas dactilares
Next iOptik, los lentes de contacto del “futuro”