Que podríamos esperar en un futuro cercano del Apple Watch?


La nueva plataforma de Apple en forma de reloj apenas está dando sus primeros pasos y acaba de recibir una gran actualización. De momento, sus cuatro principales pilares son el cuidado de la salud, proporcionar nuevas formas de comunicación, gestionar mejor nuestras notificaciones y ser un reloj muy personalizable.

Pero hay un potencial que está ahí, esperando a ser destapado por el Apple Watch. Un wearable lo llevamos siempre encima, por lo que es de esperar que tenga un impacto más enfocado en el mundo físico que en el digital. Aunque las apps acaban de dar un salto importante con watchOS 2 al ser nativas (por fin), creo que su utilidad acabará dependiendo de la capacidad para influenciar nuestro entorno.

Por eso, hoy vamos a echarle un vistazo a esas áreas en las que el Apple Watch podría suponer un cambio en la forma en la que hacemos las cosas. 

Notificaciones más inteligentes
  

Desde antes de que se lanzara el Apple Watch fui un escéptico de su utilidad como forma de gestionar las notificaciones. Pero poco después de recibir el mío configuré las notificaciones de email y me deshice de un montón de avisos de otras apps. El reloj me ayudó a discernir qué era relevante y qué podía esperar.

Ahora que han pasado los meses es cuando uno se da cuenta de que las notificaciones podrían ser mucho más inteligentes de lo que son ahora. Aunque el Watch hace de espejo de las que provienen del iPhone, no hay ningún tipo de integración con las de, por ejemplo, mi Mac. Si antes recibías los avisos por duplicado en tu iPhone y Mac, ahora cambias iPhone por Watch y seguimos en las mismas.

No sé exactamente cuál tendría que ser la implementación técnica, pero me gustaría que las notificaciones fueran “conscientes” de qué estoy haciendo. Que me muestren lo necesario según el dispositivo que esté usando y evitar esas molestas duplicidades. Handoff y Continuity son una buena idea, pero una mayor integración entre iOS, watchOS y OS X debería estar a la vista en la próxima evolución de estos sistemas operativos.
Desbloqueo del Mac
  

Mientras esperamos un Mac con Touch ID, el Apple Watch podría ayudarnos a desbloquearlo

El Apple Watch se enlaza a los iPhone 5 en adelante y cada vez que te lo colocas en la muñeca debes introducir un código de desbloqueo o desbloquearlo con el iPhone. Si te lo quitas, el Watch se bloquea automáticamente. Este tipo de seguridad es lo que permite utilizar Apple Pay de una manera muy natural además de segura.

¿No podríamos hacer algo similar con un Mac? Tal como comentan nuestros compañeros de Xataka, el estándar bluetooth 4.2 está preparado desde diciembre de 2014 teniendo en mente el internet de las cosas. Sería genial poder sentarte delante de tu Mac, abrirlo, que el Apple Watch detectara que tú eres tú y comenzar a trabajar inmediatamente sin renunciar a las ventajas de seguridad que daría una contraseña.

Aunque, por supuesto, esto requeriría hardware nuevo con los estándares adecuados. Pero sería algo que se expandiría de forma gradual y que supondría un paso adelante en la experiencia de usuario.

Entrenamientos más precisos
  

Con todo el énfasis que hizo Apple en torno a la salud del Apple Watch, es extraño que no veamos un programa tipo MFi que intente integrar el ejercicio que hacemos en el gimnasio. Máquinas como el remo, la bici estática o la cinta de correr podrían conectarse con el reloj de la manzana para proporcionar datos más precisos sobre nuestros ejercicios, iniciar el entrenamiento adecuado por cercanía e incluso recomendarnos una serie de ejercicios concretos.

Este tipo de integración también necesitaría nuevo hardware, en este caso en el gimnasio. Pero a cambio abriría las puertas a un nuevo componente del ecosistema, con un negocio interesante tanto para fabricantes como desarrolladores tipo Runtastic.

CarPlay y Apple Car
  

De la misma manera que el Apple Watch podría desbloquear nuestros Mac, podría hacer lo mismo con un coche equipado con CarPlay o el hipotético Apple Car, del cual estoy convencido de su existencia. Su sensor cardíaco podría jugar un papel importante en caso de accidente. Los coches actuales ya avisan a los servicios de emergencias cuando sucede lo peor y el reloj de Apple daría una idea del estado del ocupante del coche, preparándoles de antemano a su llegada.

También hay sitio para usos menos serios. El Apple Watch ya muestra las indicaciones de Mapas y nos “da toques” en la muñeca cuando hay que girar. ¿Y si fuera capaz de calcular nuestros giros cuando movemos el volante para así responder con rapidez durante la navegación?

Las renovaciones del Apple Watch incorporarán nuevos sensores actualmente ausentes. ¿Podría Siri ajustar la temperatura del coche al nivel más adecuado sin nuestras intervención? ¿Avisarnos del pronóstico del tiempo para que tengamos cuidado en la carretera gracias a un barómetro? ¿Encender automáticamente las luces del coche en función de la puesta del sol?

Apple TV y HomeKit
  
Vimos una demostración de lo que sería capaz el Apple TV nuevo y lo analizamos sus posibilidades como videoconsola. Una de sus características es su mando con acelerómetro y giroscopio, además de micrófono, que permite interactuar con videojuegos de una forma similar a la Wii.

Meter el Apple Watch en la fórmula, con idénticos sensores y sin olvidarnos del cardíaco, tendría interesantes repercusiones a la hora de manejar un juego. Sería muy divertido ver cómo la dificultad de los juegos cambia en función de nuestro ritmo cardíaco (o de sudoración, ya puestos).

La evolución más evidente sería su integración en la casa domótica

Más interesante es imaginar qué tipo de integración tendríamos en una casa inteligente de verdad gracias a HomeKit y los dispositivos que ya estamos viendo en la actualidad. Encender y apagar las luces a nuestro paso, modificar la temperatura y prepararla a su punto ideal cuando estamos de camino a casa, ver el estado de los diferentes sistemas conectados, mirar las alertas de las cámaras de movimiento. ¿Y qué hay de subir o bajar las persianas con la corona digital?

Tendrán que pasar muchos años hasta que veamos cómo funcionalidades de este tipo se integran en nuestro día a día. Tienen que cambiar numerosos elementos a nuestros alrededor para que se hagan realidad. Y Apple no podrá hacerlo todo sola.

Via: Applesfera

Previous FIFA 16 Ultimate Team está disponible en la App Store [Video]
Next Blackberry hace oficial su primer Smartphone con Android y teclado físico