Samsung Galaxy S5: ¿dónde está la innovación?


El Samsung Galaxy S5 presentado es una buena evolución respecto al año pasado. Es un gran smartphone, con buenas características de hardware y mejoras en software. Sin embargo, la innovación brilla por su ausencia este año.

Tras alguna filtración que había estropeado las sorpresas, y dejando a un lado los problemas del evento (algo de lo que el nuevo dispositivo no tiene culpa ninguna), Samsung ha presentado su Galaxy S5. El nuevo flagship de la compañía es una gran dispositivo en términos de hardware, con mejoras bienvenidas en software, pero realmente en el Samsung Galaxy S5 la innovación no destaca en exceso.

El Samsung Galaxy S5 es una buena evolución, pero la innovación brilla por su ausencia

El Samsung Galaxy S5 ha sido buena evolución respecto al modelo del año anterior: mejor hardware interno, mejor acabado que el clásico plástico de poca calidad al que acostumbraba Samsung, un TouchWiz menos recargado, menos funciones poco útiles, una cámara de 16MP con detalles tan interesantes como la grabación de vídeo 4K o un autofocus que tarda sólo 0,3 segundos o la incorporación de un lector de huellas digitales. El Samsung Galaxy S5 es un dispositivo muy completo, pero no sorprende. Nada.

Durante años, probablemente desde siempre, la competencia le ha achacado a Apple su continuismo en el iPhone. El iPhone 5s trajo una buena cantidad de características realmente innovadoras: lector de huellas digitales, coprocesador M7 o flash dual. Aun así, no fueron suficientes para muchos. Hoy Samsung ha presentado un gran dispositivo, pero nuevamente siguiendo la estela de Apple, sin grandes novedades. Empezando por un diseño muy conservador, algo que no necesariamente tiene que ser malo, pero siempre se ha criticado de Apple este punto y un color dorado, que en las imágenes no parece nada atractivo.

Samsung-Galaxy-S5-3

Continuando con un lector de huellas digitales que a falta de verlo en funcionamiento (no se han atrevido a hacer demostraciones) requiere deslizar el dedo, lo que ya supone más tiempo que con Touch ID. O un enfoque en fitness, algo que Apple también hizo primero con el coprocesador M7, y a lo que Samsung solo ha sabido sumarle un sensor para detectar el pulso, función que podemos hacer desde hace años con aplicaciones de la App Store.

Samsung-Galaxy-S5-2-225x300

Una de las pocas características que Apple aun no ha presentado es la resistencia al polvo y agua, y esa certificación le ha costado a Samsung añadir una tapa a la conexión USB que se carga la uniformidad del diseño.

Algunas otras funciones que Samsung nos ha mostrado como novedades: HDR o Wi-Fi MIMO, también lo hemos visto en productos de Apple con anterioridad. Los coreanos no han sabido aprovechar la ventaja de presentar su flagship cinco meses después del iPhone 5s, y el resultado es un Galaxy S5 muy completo, una buena evolución respecto al año pasado, pero que no sorprende en absoluto, más bien vuelve a inspirarse en las novedades que Apple presenta.

Via: appleweblog

Previous Samsung presenta Samsung Gear 2 y Gear Fit #MWC2014
Next Nuevo Fallo de seguridad ha sido descubierto para los iOS 6 y 7