Samsung Galaxy S7 y las probables características de su cámara con nuevo sensor


BRITECELL es el nuevo sensor de Samsung para los terminales del próximos año, y como ha ocurrido desde el S5, es altamente probable que esté en la línea Galaxy S7. Comentamos sus novedades.

Siempre he dicho que, dentro del panorama Android, las cámaras de Samsung solían ser superiores al resto por velocidad y por la foto final que obtenía el procesado, pero lo que ha ocurrido este año nos ha sorprendido a todos. 

Tras la buena cámara del Note 4, los resultados obtenidos por el Galaxy S6, S6 Edge y más tarde por Note 5 y S6 Edge+ nos han dejado gratamente sorprendidos. Gran parte de la culpa la tiene ISOCELL, su sensor de fabricación propia que se encontraba en muchos modelos de los terminales mencionados. Como en tecnología estancamiento puede suponer fracaso pese a la excelencia, Samsung ha presentado BRITECELL, el sucesor de ISOCELL.

Aunque no está confirmado oficialmente, es muy probable que BRITECELL sea el sensor de la cámara que encontremos en la línea Galaxy S7, tal y como dedujimos la semana pasada cuando comentamos el Exynos 8890. Es momento de presentación de novedades de componentes. Según Samsung, BRITECELL mejora el rendimiento en baja luz, consiguiendo menos artefactos de color. Utiliza exposición múltiple y detección de fase para un enfoque más preciso y rápido, ayudado por una nueva característica llamada WDR.
  

Como vemos, se cambia el píxel verde por uno blanco, pasando de una matriz RGB a RWB, lo que, en este caso, permite captar más luz, y conseguir así imágenes con mayor iluminación.

En cuanto al tamaño del píxel, medido en micrones, hay que decir que vemos una reducción de 1.12um a 1.0um, manteniendo resolución en 16 MP, lo que implica que el tamaño del sensor es menor, algo que objetivamente suele ser negativo. Sin embargo, Samsung afirma que, pese a la reducción de 17% de tamaño que ha sufrido el sensor, el rendimiento final es el mismo, y como hemos visto, mejora por otras novedades. Se justifica, como casi todos los avances que vemos en smartphones, con que hay que aprovechar mejor el espacio de los terminales si se quieren hacer aún más finos.

  

Si el otro día pensábamos sobre la potencia del Galaxy S7, con BRITECELL nos podemos hacer una idea de lo que Samsung tiene en el horno, es decir, un dispositivo aún más fino que los vistos este año, o en el caso contrario, más batería ayudada por reducción del tamaño de componentes internos.

Vía: Hipertextual 

Previous Rdio falla y vende su tecnología a Pandora por US$75 millones
Next Y la palabra del año es... un emoji!