Samsung pillada alterando los datos de benchmark del Galaxy Note 3


El benchmark del Galaxy Note 3 trae consigo la polémica. La empresa vuelve a la carga con una estrategia cuestionable y poco ética. Esta vez ha alterado los resultados , su nuevo dispositivo. Ars Technica los ha pillado de pleno y les ha bajado de la nube.

Samsung ha sido pillada, de nuevo, incrementando de manera artificial las estadísticas de velocidad de la CPU obtenidas en el benchmark del Galaxy Note 3 durante la ejecución de las aplicaciones según un informe. En él se describen partes del código especial que utiliza el sistema para identificar software de benchmarking por su nombre y estimular la velocidad del reloj de la CPU y prevenir al núcleo para que no entre en modo “bajo consumo”. Como resultado, los datos del benchmark de la CPU del Galaxy note 3 indican que se alcanza a grosso modo un 20% más de velocidad de lo que el resto de aplicaciones serán capaces de esperimentar realmente.

20131001-225005.jpg

La diferencia es remarcable. Con Geekbench en su test multi-núcleo, el Galaxy Note 3 obtiene un 20% más de su rendimiento normal. Con este efecto fuera de juego el benchmark del Galaxy Note 3 baja hasta los niveles del LG G2, lo que era de esperar a tenor de muchos de los chips prácticamente idénticos. Este aumento de la velocidad significa que no está simplemente jugando con los niveles de la CPU en reposo sino que se libera un aumento significativo de la potencia cuando está bajo el análisis de un programa de benchmarking.

Phil Schiller en su Twitter personal, comentaba ante estos datos “shenanigans”, una palabra coloquial que indica que Samsung se esta comportando de manera engañosa y poco ética con respecto a sus declaraciones sobre el benchmark del Galaxy Note 3. No es la primera vez que observamos una política y estrategia de márketing un tanto cuestionables, como bien decíamos hace poco, donde podíamos ver como Samsung copiaba algunas líneas estéticas.

Samsung, dice Ars Technica, tras los análisis con Geekbench, el benchmark del Galaxy Note 3 obtiene una puntuación de 2400 y no los 2800 que proclamaban. Por otro lado, otros análisis comprobados muestran para iPhone 5s una puntuación de 2557, que lo sigue manteniendo por encima de otros dispositivos competidores, incluyendo el nuevo Samsung a pesar de su intento de dopar los datos. Como vemos, la marca Coreana sigue haciendo su particular guerra a Apple, y el resto, de nuevo de manera desafortunada. Este no es más que otro intento más y, nos tememos, no será el último.

Via: Appleweblog

Previous Logitech está preparando un gamepad compatible con iOS 7
Next Filtrado Android 4.3 para el Samsung Galaxy S4