Samsung presenta Samsung Gear 2 y Gear Fit #MWC2014


Quien se robó todas las miradas sin duda fue Gear Fit Samsung acaba de presentar dos nuevos relojes que se suman a la línea Gear. El primero es Gear 2, el cual viene a ser un refresco de hardware del ya conocido Gear, mientras que la gran sorpresa la trae Gear Fit, el nuevo integrante de la familia que incluye un diseño innovador el cual a simple vista deja en evidencia un trabajo de ingeniería digno de destacar.

Gear Fit

Conozcamos a Gear Fit, quien —como recién señalé— más llamó la atención. El reloj cuenta con una pantalla curva Super Amoled de (432×128), conectividad Bluetooth 4.0 LE, una batería de 210mAh (que promete durar 3 a 4 días). Por otra parte contiene diferentes sensores como acelerómetro, giroscópio, y sensor de ritmo cardiaco, lo cual lo transformará en podómetro, medidor de pulso, cronómetro, timer, entre otros.

Como podrás deducir, está diseñado para además notificar los diferentes eventos que ocurren en el teléfono así como poder ocupar el reloj como mando a distancia para el reproductor de medios.

Por si no fuera poco, tiene correas intercambiables que permiten adaptarlo a tu estilo.

BhQ6UH1CAAATEeS

Gear 2

Por otra parte está Gear 2, que es más que una mera extensión del centro de notificaciones que tu teléfono, pues puede correr pequeñas aplicaciones además de contar con una cámara.

Tiene una pantalla de 1.63 pulgadas, Super AMOLED de 320×320 pixeles, un procesador de doble núcleo de 1.0 GHz, una cámara de 2 megapixeles con A/F que permite grabar videos en 720 a 30fps, tiene 512 MB de RAM y un medio interno de almacenamiento de 4GB.. Su sistema operativo anfitrión es Tizen, sobre el que correrán diferentes aplicaciones como el software para hacer llamadas vía Bluetooth y controlar la TV, el centro de notificaciones, ChatON, la calculadora, el bloc de notas, cronómetro, entre otras.

01 Gear 2 black 1

En cuanto a los sensores disponibles, son los mismos que se aprecian en el Gear Fit.

Previous Samsung presenta el Samsung Galaxy S5
Next Samsung Galaxy S5: ¿dónde está la innovación?