Samsung trabaja en una pantalla con resolución 11K para dispositivos móviles 


Si en la última IFA de Berlín, LG sorprendía sacándose de la manga una pantalla 8K mientras el trending topic del sector era el 4K, lo de la resolución de las pantallas va camino de sufrir un nuevo giro de tuerca que cambie en los próximos años el panorama de las pantallas de televisiones y móviles. Quién sabe si el QuadHD -una de las características estrella de muchos fabricantes- va camino de convertirse en un estándar para la gama baja de aquí al 2020.

Y es que Samsung está trabajando en un nuevo display para dispositivos móviles con una “super resolución”. En los laboratorios de la factoría surcoreana parece que ahora se cocina una pantalla 11k. Si, 11k. Un nuevo panel que contaría con una densidad de píxeles no vista hasta el momento: 2250 píxeles por pulgada.

La pantalla 11k que trabajan en Samsung estaría basada en un formato de 16:9 y contaría con una medida de 5,74 pulgadas en diagonal. La resolución ascendería hasta los 11.264 por 6336. La idea es que sea capaz también de mostrar contenido en 3D con gran calidad y sin necesidad de accesorios complementarios. “Debido a que una pantalla 11K sería capaz de mostrar los colores en un detalle no visto antes, es capaz también de mostrar imágenes con efecto 3-D”, asegura el informe de ET News.

Una pantalla 11K… ¿y la batería?

El desarrollo contaría con un fuerte respaldo financiero del gobierno de Corea del Sur. La ayuda económica que las autoridades del país han insuflado al proyecto asciende hasta los 26.5 millones de dólares. Además, Samsung no trabaja sola en esta pantalla 11k para móviles si no que cuenta con la colaboración de otras 13 empresas.
El plan es que el invento pueda estar en las líneas de producción en tan solo cinco años. La hoja de ruta muestra la esperanza de que un prototipo de esta tecnología puede mostrarse al público en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018 que se celebrarán en el país (en la localidad de Pyeongchang).

Las pantallas QuadHD (1,440ppp) son la norma en estos momentos en los principales tope de gama, pero los cierto es que los teléfonos con pantallas con resolución 4K están a la vuelta de la esquina. Con más de píxeles para reproducir, las pantallas de mayor resolución generalmente chupan más batería. Esto conlleva que para avanzar hacia una pantalla 11k, Samsung también tendrá que avanzar en el campo de las baterías y solucionar la ecuación de las baterías.

Vía: El Androide libre

Previous Muere electrocutado por un rayo mientras usaba un palo selfie
Next Google Maps ahora te permite hacer Zoom desde tu android wear