Según rumores los sensores de proximidad y luz ambiental del iPhone 7 serían parte de los nuevos cambios


Si bien es cierto que para el iPhone de este año no esperamos un cambio muy importante en cuanto a diseño, un nuevo informa asegura que sí que habrá ligeras modificación también en la parte frontal. Desde la cadena de suministros del próximo iPhone se informa de que el dispositivo contará con un sensor de proximidad actualizado, un sensor de luz ambiental nuevo y un auricular para llamadas más grande.

Según informa Mac Otakara:

Recientemnete algunos fabricantes de protectores de pantalla han recibido ordenes de que la parte frontal del próximo iPhone será diferente.

La cámara del próximo iPhone 7 será mas grande, mientras que la del iPhone 7 Plus será una doble cámara trasera, así que las carcasas del iPhone 6s y el iPhone 6s Plus no se podrán ajustar a los nuevos modelos. Por otro lado, es probable que los protectores de pantalla tampoco sirvan para el nuevo modelo.

Si estos rumores al final llegan a ser ciertos efectivamente no podremos utilizar unos cuantos accesorios de los modelos actuales. 

Esto puede suponer importantes quejas por parte de los clientes, ya que en teoría se mantiene el diseño, pero sin fundas compatibles. Recordemos que con el paso del iPhone 6 al iPhone 6s hubo un ligero aumento en el grosor del teléfono, aunque eso no impidió que se siguiesen utilizando las mismas fundas.

En septiembre saldremos de dudas y veremos si se conforman otros rumores al respecto del próximo iPhone, como unas posibles líneas de antena más finas y la desaparición del conector jack para los auriculares.

Vía: Applesfera 

Previous Apple confirma y explica por qué la primera beta de iOS 10 no esta cifrada
Next Dropbox se actualiza con un montón de noticias y la capacidad de escanear documentos