Steve Wozniak no se compraría un iWatch


Steve Wozniak es un tipo peculiar, siempre lo ha sido, y ahora, desde su papel de mero espectador del mundo de la tecnología sigue dejándonos sus habituales perlas y críticas, tocándole esta vez a los smartwatches y a su razón de ser.

Steve Wozniak es un tipo muy franco, dice lo que piensa, sin importarle mucho lo que ello acarree. Hacia ya tiempo que el bueno de Steve no nos obsequiaba con su particular visión de la tecnología y esta vez, en una entrevista aXconomy con motivo de la Flying Car Innovation Conference le ha tocado a los smartwatch en general y al Galaxy Gear en particular. Steve, como buen early adopter, fue uno de los entusiastas que se compraron el smartwatch de Samsung allá por septiembre de 2013, con muchas expectativas por su parte, expectativas que tardaron más bien poco en esfumarse tal y como el mismo cuenta:

Esta fue la única tecnología que compré para experimentar y que deseché pasado medio día. Acabé vendiéndolo en eBay porque me parecía inútil.

Hasta aquí todo bien, no es ningún secreto que el primer Galaxy Gear no fue una maravilla, pero, ¿qué necesitan los smartwatch según Wozniak? Aquí es donde vuelven a salir a la luz las ideas locas de Steve, como aquella según la cual Apple tenía que licenciar iOS a terceros y fabricar un iPhone con Android, ¿os acordáis? Pues bien, según Wozniak hay un factor que hace que los smartwatch sean inútiles a día de hoy, y es el tamaño de su pantalla junto a sus funcionalidades. Mientras no se aumente dicho tamaño y se pueda llevar a la muñeca toda la funcionalidad de un smartphone no tendrá sentido para Wozniak este tipo de formato:

Quiero llevar mi smartphone a mi muñeca, pero con todas las consecuencias, el paquete completo. No quiero un dispositivo que se conecte a mi smartphone porque eso solo sería un intermediario, un producto extra que comprar y que llevar conmigo.

Si extrapolamos estas reflexiones al iWatch, ¿es esto lo que debería de ser? No creo que sea esta la principal motivación de los smartwatches, que tienen que ser un complemento nunca un sustituto, al menos de momento, a un smartphone. La única forma en la que estos podrían sustituir a un smartphone sería, tal y como dice Wozniak, aumentando la pantalla pero, si ya nos parecen un poco excesivos en dimensiones algunos modelos no me quiero imaginar lo que el bueno de Steve tiene en mente…¿un smartwatch phablet?

Previous Por primera vez el uso de Android en Internet podría superar a iOS
Next Tu próximo smartphone podría hacer streaming de video 4K a tu TV