Tampoco habrá smartphones con Tizen OS este año


A veces dos no es suficiente. Hay tiempos en los que ni siquiera tres lo son. No era así en la década de los 90, cuando en solitario Microsoft monopolizaba el mercado de los sistemas operativos para ordenadores, siendo que las cosas estaban bastante mal para Apple, y Linux aunque era popular en algunos grupos, no lograba alcanzar una cuota de mercado realmente significativa en el mercado de consumo.

El auge de los terminales móviles se ha acompañado con un duro cambio en la forma en que el consumidor se adapta a los sistemas operativos. Es así, como lejos de haber una plataforma que reine en solitario, desde siempre hemos visto como múltiples actores luchan muy de cerca por conseguir el trono.

En la actualidad Android manda con mano de hierro, pero Apple tiene su propio modo de hacer las cosas que le ha resultado muy bien, y Microsoft sigue presionando y ganando cada vez más terreno.

No es buen año para tomar riesgos con nuevas plataformas
Hemos llegado a este punto luego de muchos años de ver como plataforma tras plataforma enfrentaba el fracaso ante Android y iOS. Un par de esas fueron MeeGo y Bada, la primera mantenida en conjunto por Nokia e Intel, murió tras el cambio de estrategia de los fineses, y la segunda, plataforma que Samsung planeaba llevar al mercado como estandarte, tuvo un muy buen arranque, pero de a poco fue comida por el mercado.

Meego y Bada se funcionaron para formar Tizen OS, mantenido por Samsung, con la idea de tener un plan B si en algún momento las cosas se ponen muy mal con Google. Pero parece que al final los coreanos tendrán que aprender a vivir sin un sistema operativo propio.

El hecho es que NTT DoCoMo, operador japones que había prometido ser primero en traer al mercado un smartphone Tizen, parece ya no estar viendo las cosas tan claramente. Según declaraciones recientes por parte de la empresa, las ventas de smartphones no están todo lo bien que les gustaría, y éste es un mal año para arriesgarse con un nuevo sistema operativo.

De este modo, Tizen OS podría quedar a la deriva hasta 2015, cuando no sabemos si alguien querrá arriesgarse con la plataforma, en especial porque Windows Phone podría terminar de afianzar su posición como tercer grande, y no debemos olvidar que FireFox OS ya está en el mercado, y aunque ha mantenido un bajo perfil, podría terminar dando sorpresas.

Via: Gizmologia

Previous Spotify ya permite a los artistas vender merchandising
Next Tras el fracaso de su consola Wii U, Nintendo considera lanzar sus juegos para Smartphones y Tabletas