Tecnología modular, ¿la nueva tendencia?


Google, ZTE e iniciativas independientes conforman la lista de proyectos relacionados con la tecnología modular que han surgido en el último año.

En menos de un año hemos recibido una serie de novedades que parecen señalar la nueva tendencia de la tecnología modular desarrollándose actualmente.

Primero llego Project Ara, el proyecto de Google y Motorola (ahora se lo quedo solamente Google luego de la venta a Lenovo); después ZTE Eco-Mobius, con un enfoque en la ecología; más tarde Blocks, el smartwatch modular y ahora la última noticia es la de la banda NEX, cuyas funcionalidades varían según los modulos que quiera adquirir el usuario, posibilitando la creación de un dispositivo para chequear notificaciones o la de compartir tu geolocalización online.

Wearables y la tendencia dentro de la tendencia

Parece que el 2014 será el año de los wearables. El primer acercamiento del consumidor general a este tipo de dispositivos fue con las bandas pensadas para deportistas como Fitbit o Jawbone. Estos productos permiten realizar un seguimiento de distancias recorridas, calorías quemadas o del pulso cardíaco.

zte-smartphone-modular

Ahora, los grandes han desembarcado. Mientras el rumor de Google y Apple lanzando su propio smartwatch sigue siendo publicado periódicamente por distintos medios, Samsung ha tomado la decisión de ya incursionar en este jugoso mercado que mueve miles de millones de dólares y con estimaciones crecientes para el futuro cercano.

Entre los protagonistas del MWC 2014 celebrado en Barcelona estuvieron los smartwatches Samsung Gear 2 y Gear 2 Neo, junto al Gear Fit más enfocado a deportistas.

Sin embargo, estos productos son excesivamente costosos y no cumplen las funciones que el usuario desea. Y las que si realizan, no se caracterizan por ser especialmente precisas. Númerosos artículos han demostrado las diferencias de cada producto al seguir exactamente la misma rutina de ejercicios.

Con la personalización que permite la tecnología modular no vamos a estar ganando precisión, pero si personalización. Así, los usuarios podrán desprenderse de contadores innecesarios y poco funcionales.

Dos de los cuatro proyectos de tecnología modular, los dos últimos, son wearables. La relación con este tipo de gadgets es mucho más personal y se busca un dispositivo único para cada individuo.

project-ara-precio

Lo positivo y lo negativo

Por un lado, los gadgets con tecnología modular permiten una mayor personalización, control del usuario, la transición hacia un mercado que nos fuerce menos a cambiar de modelo cada año y se interese en la compatibilidad con productos “antiguos” y el cuidado del medio ambiente que se desprende de la no necesidad de cambiar un producto cada 12 meses.

Por el otro lado, la experiencia poco controlada ya ha demostrado ser negativo en ciertos aspectos. Los productos más elogiados y con mejores experiencias para el usuario son aquellos en los que cada detalle fue supervisado por la marca que lo vende. El usuario común lo que menos quiere es una preocupación más, y si le restamos la de investigar sobre cómo le conviene armar su smartphone, wearable, o lo que sea, seguramente nos agradecerá.

De todas maneras, sigue siendo una iniciativa positiva y que me sorprende que estén impulsando jugadores ya establecidos en la industria (ZTE y Google) ya que parece afectar a la necesidad económica de expandirse de manera constante con las que se enfrentan estas compañías.

Via: gizmologia

Previous Se filtran capturas de la función VOIP de WhatsApp adaptada a iOS 7
Next Google Glass, lo que podríamos hacer en un futuro