uBeam logra desarrollar “Electricidad Wireless” para smartphones y tablets


La carga inalámbrica de dispositivos a distancia está cada vez más cerca gracias a uBeam, compañía que está desarrollando el Wi-Fi de la energía eléctrica.

¿Imaginan poder cargar cualquier dispositivo electrónico sin necesidad de conectarlo a un cable o apoyarlo sobre una superficie inductiva? Eso es precisamente lo que uBeam ha logrado con su tecnología de carga a distancia, la cual quiere marcar un antes y un después en la industria tecnológica, tal y como el estándar Qi lo fue en su momento –a pesar de que actualmente no sea demasiado popular en el mundo de la telefonía–.

Básicamente, esta tecnología de carga a distancia de uBeam se basa en dos elementos: una placa emisora de unos 5 milímetros de grosor (conectada a la corriente eléctrica) y una placa receptora (que estaría integrada en el dispositivo). La placa emisora convierte la electricidad en ultrasonidos, que viajan por el aire hasta la placa receptora, la cual vuelve a convertirlo en electricidad y, por lo tanto, alimentar al dispositivo electrónico en cuestión. De esta forma, bastaría con estar en la misma habitación que la placa emisora para que todos nuestros dispositivos comenzasen a cargarse automáticamente sin necesidad de conectarlos a ningún cable o apoyarlos sobre una superficie determinada.

Esta tecnología solucionaría una gran cantidad de problemas que actualmente encontramos en nuestro día a día. Por ejemplo, cuando viajemos, no necesitaremos adaptadores, pues en todas las viviendas y hoteles encontraríamos una placa emisora de uBeam que cargaría nuestros gadgets. Asimismo, también podríamos eliminar la gran mayoría de los cables de nuestro hogar, pues todos los dispositivos (incluso TV, hornos, lavavajillas…) se cargarían gracias a este sistema.

uBeam

Pero esta tecnología no solo es aplicable a los gadgets y electrodomésticos. Por ejemplo, uBeam podría ser la pieza clave para los coches eléctricos, pues facilitaría enormemente el proceso de carga de sus baterías. Bastaría con tener una placa en el garaje para que nuestro coche eléctrico comience a recargar sus baterías automáticamente, simplificando el proceso –algo muy necesario para que los coches eléctricos logren despegar por completo.

Aunque la tecnología está bastante avanzada, aún existen una serie de inconvenientes que solventar antes de poder llegar al público final. Por ejemplo, los ultrasonidos no pueden atravesar determinadas superficies como paredes –a diferencia de las redes Wi-Fi, por ejemplo–, lo que dificulta un poco la expansión de esta tecnología de uBeam. Tampoco está muy claro el impacto que puede tener en la salud la exposición continuada a este tipo de ondas, algo esencial para que el producto pueda llegara al mercado.

Via: celularis

Previous 10 funciones del botón central de los audífonos de Apple
Next Concepto de iPhone 6 y sus componentes más reales hasta ahora